Advertencia importante

Este blog www.diasdevicio.blogspot.com

no promociona ninguna fiesta o local desde una pagina web que utilisa su nombre ( diasdevicio) o sus initiales (DDV).

No pide, ni da reservas a ninguna fiesta, ni pide un adelanto de dinero para aquellas fiestas.


martes, 3 de diciembre de 2019

Relato de Xv, tarde del sábado 30 de noviembre en Naked Bar

Hace casi tres años, en un viaje a Menorca, conocí por una app a un chico ( lo llamaré Xv), también de viaje por la isla. No hemos podido vernos, pero hemos contactado muy bien por el chat, y en los meses siguientes, hemos seguido esta relación virtual.
Al principio de la semana pasada Xv me ha invitado a una presentación que iba hacer en Madrid. Así lo he conocido en persona y hemos quedado para vernos el día siguiente antes de su salida de Madrid.
Pensaba hacer el relato de este encuentro en el Naked Bar por la tarde del sábado 0/11, pero Xv lo ha hecho tan bien que os dejo directamente su relato, totalmente fiel de este encuentro, muy agradable, morboso y vicioso. Y como Xv es un excelente redactor, su relato. es perfecto

LO QUE PASÓ EN EL NAKED el 30 de noviembre 2019, por Xv

Hacía muchos años, demasiados, por lo que comprobamos, que DDV y yo nos prometimos que quedaríamos el día que yo visitara Madrid. Yo sabía quién era DDV porque le seguía en su blog y, en un viaje que hice a Menorca, casualidad de casualidades, le encontré en una app de ligue porque él andaba también por allí. Hablamos, nos caímos simpáticos, a la vuelta le envié un relato de una experiencia mía en el Black Hole de Barcelona y él lo publicó. Nos escribimos algunas veces más, pero las cosas de la vida demoraron nuestro encuentro en Madrid para tomar unos vinos y acabar cerdeando en algún local.

Eso se resolvió este fin de semana. El trabajo me trajo el viernes a Madrid, donde monté un pequeño evento al que invité a DDV. No era tomar una copa de vinocomo nos habíamos prometido hacía años, pero era un entorno social agradable y pensé que estaría bien encontrarle allí. Acerté. No tuvimos mucho tiempo para conversar, pero como yo me quedaba en Madrid libre de compromisos hasta el domingo, las ganas de volver a citarnos estaban en el aire. "Mañana podemos tomar el vermut", dijo. Y así quedamos.

El sábado cambiaron los planes de DDV y el vermut no se pudo compartir, pero propuso una alternativa interesante. "Si te parece, vamos a un sexclub. A las 6 de la tarde estoy libre. Pero a lo mejor te parece demasiado vicioso". ¿Demasiado vicioso? Ya, ya, ese va a ser el problema ahora. "¡Encantado!", respondí.

DDV propuso dos opciones. La que me parecía lógica, un local que estaba abierto más temprano, con lo cual probablemente habría más gente. Y la más arriesgada, el Naked, que justo abría a las 6, "pero tiene un camarero muy simpático". "Lo que tú digas, tú eres el experto en la ciudad", le contesté. "Pues Naked". Y allí fuimos.

Y sí, nos dieron el número 1 y 2 del guardarropa del Naked, o sea, no había nadie más. Pero era justo lo que nos apetecía. Estar tranquilos, tomar una copa, charlar y sí, en bolas, en ese entorno que un poco calientes —no lo vamos a negar— nos ponía. Maurizio, el camarero, resultó ser tan simpático como DDV me había dicho. Y allí, en la barra, nos sentamos. Al rato fuimos cinco o seis clientes. Pero DDV y yo íbamos a lo nuestro, charlando y gustándonos, tocándonos suavemente hasta que ya nos metíamos mano y nos morreábamos —porque a mi me gusta y DDV morrea muy bien— en la barra. Hasta que fue él el primero que se bajó del taburete y, arrodillado, empezó a comerme el rabo con ganas. Qué duda cabe que yo tarde poco en hacer lo mismo hasta que su polla se puso dura en mi boca. La cosa iba cada vez mejor.

DDV me mostró la trastienda del bar, y allí, en un pequeño camastro, empezamos a retozar de nuevo. Con lo que la humedad de los morreos y las mamadas se multiplicó, y DDV, que sabía lo que hacía, empezó a hurgar en mi culo. Y mi culo respondió agradecido a tal iniciativa.

Nuestros escarceos aumentaron la temperatura del bar. De repente, mientras DDV seguía trabajándome el culo, yo se la comía al colega tatuado de el taburete de al lado
y algún cliente más mostraba su predisposición a participar en la fiesta. Eso tampoco iba a ser un problema. DDV y yo disfrutamos del sexo de manera muy similar, casi idéntica salvo algún fetiche accesorio, y el sexo en grupo y exhibicionista nos pone a mil. O sea que allí seguimos, liándola.

Al cabo de un rato, estábamos otra vez en la trastienda. Del mismo modo que el rabo de DDV se había puesto definitivamente duro, mi culo estaba ansioso y pedía guerra. O sea que no había mucho que decidir, solo había que pasar a la acción. Con una leve lubricación —para facilitar las cosas yo me había puesto de cuatro patas en la pequeña grada que hay en ese espacio—, DDV me metió la polla y empezó a follarme con tantas ganas él como yo. Nos seguía de cerca J, por lo visto un habitual de estas movidas en Madrid y otro beneficiario de mis mamadas, con ganas de añadirse al sarao.

Cuando DDV se tomó un respiro, J decidió sin consultar —total, para qué— que era el momento de clavarme su rabo, duro y gordete, y mi culo abierto se lo puso fácil. DDV nos miraba encantado. A partir de aquí, soy incapaz de calcular cuantas veces me follaron alternándose uno y otro… Pero qué bueno cuando DDV me sacó a la barra y me folló apoyado allí mientras tomábamos unas birras… Con J al acecho y aprovechando cualquier ocasión con mi total permisividad…

Tengo que agradecer al temporal que me permitiera abusar 45 minutos más de lo previsto del buen rollo y del sexo de DDV, que debía irse a las 8 porque tenía un compromiso. Yo me hubiera montado toda la noche con él y con tantos invitados como nos apeteciera. Al fin y al cabo, lo que les pedimos solo es actitud. Y de eso, el Naked iba sobrado. El local es mini, pero ese día la gente le sacaron partido.

Supongo que las ganas que le pusimos DDV y yo contribuyeron a ello. Tío, me quedé con más ganas. Fue un gustazo conocerte, con vicio y sin vicio, dentro y fuera del Naked. Espero poder escribir otro relato como este con los dos de coprotagonistas.

Por lo demás, como cuando salió DDV el aguacero no había amainado, decidí quedarme un rato más en el Naked. Un rato más fueron tres horas más. Pero esto es materia para otro relato. Prometo que merecerá la pena leerlo. 


Xv

2 comentarios:

  1. Fantástico relato, esperamos ansiosos el siguiente. La verdad Naked a pesar de ser pequeño y que tiene días con poca gente, la gente tiene actitud y va a lo que va, sin miramientos ni tonterias.

    ResponderEliminar
  2. Wow! Que caliente. Me recuerda mis dias cuando me escapaba a Madrid y DDV y yo y algunos amiguetes mas la liábamos siempre. Esto se tiene que repetir, pero conmigo.Eso me encanta: actitud. Y el cerdeo y exhbicionismo es lo mio. Deseando leer la segunda parte del relato. un saludo. J de Sevilla

    ResponderEliminar

Por regla general los comentarios tiene que ver con el VICIO, para contar experiencias y relatos. Se puede preguntar también sobre horarios, direcciones, estilo, código, precios o otros detalles de los locales.
No obstante, no se puede admitir comentarios muy negativos sobre un local en concreto. El objetivo del blog es fomentar el vicio en locales de sexo, y no provocar una huida de clientes , aunque algunos locales tienen deficiencias.
La mayoria de los club tienen pagina de contactos para quejas directas

El administrador del blog, no se hace responsable de las opiniones emitidas en los coment

Los locales tienen derecho a contestar a comentarios enviando mail a diasdevicio@hotmail.es